Nuestra sede

       La sede de cualquier entidad social, cultural o deportiva desempeña la función de servir de centro de reunión, convivencia y periódica puesta en común de todo aquello que acontezca en la entidad, en nuestro caso, como club de atletismo.

En los primeros años, el Club no contó con una sede determinada; se utilizaron bares, cafeterías, habitaciones puntuales que se solicitaban, e incluso los propios domicilios de los primeros fundadores, como fue el caso de nuestro segundo presidente, Enrique Lázaro, en el barrio de Santa Mª de Benquerencia (Polígono Residencial).

 La primera sede concedida al Club por el municipio, a mediados de los ochenta, fue una pequeña habitación en la tercera planta del antiguo centro social del barrio de Santa Bárbara, situado en la calle Esparteros; actualmente, este edificio se ha convertido en el Centro de Salud de la barriada.

Más tarde, y sin salirnos de Santa Bárbara, se concedió al Club una nueva ubicación, esta vez algo más recóndita, en plena plazoleta de la calle Virgen de la Oliva, compartida, eso sí, con el Grupo de Pesca "Virgen del Valle"; convertido dicho lugar hoy en la Asociación de Vecinos "Alcántara".

Mediado los años 90, una vez mantenida una reunión con el alcalde de Toledo entonces, Joaquín Sánchez Garrido, se propuso la idea de ocupar los antiguos pabellones militares de la avenida del General Villalba Riquelme, por su cercanía con la pista de la Escuela de Gimnasia, una vez adquiridos por el municipio esos terrenos al Ministerio de Defensa, a lo que accedió siempre que los arreglos de los mismos corrieran a cargo de la entidad, y así fue. El CAT fue la primera entidad deportiva que ocupó en 1994 una dependencia de aquellas viviendas. Junto al Club se albergaban cuatro modalidades deportivas -clubes y federaciones- más.

A finales de 2004, con José Carlos Vega como presidente, el Club recibe una comunicación del Ayuntamiento para desalojar la tercera sede de su historia. El pleno municipal había aprobado ceder el edificio a una importante ONG de ámbito social y daba de plazo para abandonarlo hasta el 31 de enero de 2005. Más tarde, el Patronato Deportivo Municipal facilitaba al CCM-CAT una de las habitaciones, de unos 45m2, existentes en los bajos del Polideportivo Municipal de Palomarejos (Inaugurado en enero de 1970). El 4 de febrero de 2005 inicia sus actividades el Club en esta nueva sede, hasta el 1 de febrero de 2010.

El 15 de octubre de 2010, tras 8 meses y medio sin contar con sede fija tras el anuncio de que el solar del ya abandonado Polideportivo de Palomarejos acogerá el futuro Centro de Agua de Toledo, el Patronato Deportivo Municipal cede una oficina al Club en el parque de la Integración (antiguos pabellones militares), en el mismo edificio que alberga la sede del PDM, y compartido con otras entidades (dos deportivas y una vecinal). El Club cuenta con una habitación de poco más de 20m2, de los cuales unos 6m2 están destinados a almacén de material. Además, de manera compartida, se utilizan una sala de reuniones y un aseo.

 


SEDE ACTUAL

Imagen exterior del Pabellón 11 bis. Aspecto interior de la sede. Primera reunión en la sala común: 15 del octubre de 2010

SEDE ubicada en el desaparecido Polideportivo de Palomarejos (Del 4 de febrero de 2005 al 1 de febrero de 2010)

 


Nuestros trofeos